DIF-DF Accesible
logo
logologo

Autopista Urbana de la Ciudad de México

La Autopista Urbana capitalina que comunica la Ciudad de México con la Zona Metropolitana, se compone por las autopistas urbanas Norte, Poniente y Sur, así como por el segundo piso del Anillo Periférico, de San Jerónimo a San Antonio.

En total la Autopista Urbana de la Ciudad de México tiene una longitud de 38 kilómetros y se ha consolidado como una vialidad interestatal que facilita los recorridos vehiculares entre los estados de México, Querétaro, Morelos y la Capital del País, sin la necesidad de utilizar la Red Vial Primaria de la Ciudad, mejorando los tiempos de traslado foráneos y los recorridos locales.

untitled-1-01

Autopista Urbana Sur

(San Fernando – Insurgentes Sur)

 

Proyecto

En diciembre de 2015 comenzó la construcción de la Autopista Urbana Sur en Viaducto Tlalpan, de San Fernando a Insurgentes Sur.
Este tramo de la Autopista Urbana de la Ciudad de México conecta con el Viaducto Elevado que construye la Federación hacia la caseta de cobro de la Autopista México-Cuernavaca.

El tramo a cargo de la Ciudad de México fue concluido en tiempo y forma, cumpliendo así con los 10 meses de trabajos establecidos en el programa de obra.

Con esta obra, la Autopista Urbana de la CDMX permite realizar viajes del estado de Querétaro a Morelos sin recorrer las arterias primarias de la metrópoli, al ingresar por el Viaducto Bicentenario, en la localidad de Tepalcapa, sobre la carretera México-Querétaro, y continuar por la Autopista Urbana de la Ciudad, hasta llegar a la Autopista México-Cuernavaca, logrando una reducción en tiempo de hasta una hora.

Por otra parte, la Autopista Urbana capitalina brinda la opción de realizar viajes de los estados de Querétaro y Morelos hacia la ciudad de Toluca, y viceversa, evitando el paso por la zona transitada de Santa Fe.

 

Método constructivo

Parte fundamental en esta obra vial fue la logística para los traslados y montaje de los elementos mayores prefabricados, donde se colocaron un total de 45 columnas, 43 trabes, 2 bambinetos y 439 tabletas de concreto, todo en un periodo de 5 meses.

Cabe destacar que el método constructivo a base de elementos prefabricados facilitó los montajes, lo que permitió celeridad en la obra e hizo que fuera menos invasiva con la vialidad.

Como parte de las obras menos invasivas que implementa el Gobierno de la Ciudad de México, la circulación en Viaducto Tlalpan siempre se mantuvo constante, sin causar afectaciones.

Las actividades mayores, como la colocación de elementos mayores prefabricados  se realizaron en horarios nocturnos, de las 22:00 a las 05:00 horas, manteniendo siempre abiertos los carriles laterales de la vialidad.

 

 

Galería